Cómo Hacer un Sitio Web (Guía Completa Para Principiantes)

Cómo Hacer un Sitio Web (Guía Completa Para Principiantes) thumbnail

Si estás aquí, probablemente quieres crear tu propio sitio web. No te mentiremos; puede que tengas mucha experiencia, pero este es un proceso intimidante. Configurar hasta el sitio más sencillo requiere que encuentres alojamiento web, compres un dominio, y elijas la tecnología que usarás o construirás. Sobre esto, necesitas aprender cómo usar esa tecnología y cómo configurar todo, antes de comenzar a publicar tu contenido.

La buena noticia es que, más allá de todo eso, hacer tu sitio web hoy en día es más fácil que nunca — ¡Hay muchas herramientas para agilizar algunos de estos pasos! Aunque todo proyecto web requerirá trabajo duro, no necesitas ser un desarrollador para crear un increíble sitio web. Necesitas paciencia y tiempo, eso sí, para triunfar a lo largo de cada paso.

En este artículo te guiaremos a lo largo del proceso entero de creación de un sitio web. Esperamos responder todas las preguntas que puedas tener. ¡Dicho eso, comencemos!

Paso 1: Define El Propósito De tu Sitio Web

via GIPHY

Lo primero que debes hacer, antes de comprometer tu tiempo o recursos a la elaboración de un sitio web, es decidir de qué va a tratar. Te sorprenderá saber cuántas personas van y compran nombres de dominio y alojamiento web, cuando no tienen una idea aterrizada de qué será su sitio, o de qué venderá su negocio en línea. Básicamente, arrojan dinero a la basura.

Si quieres lanzar tu negocio en línea, un gran componente en la etapa de planeación es analizar. Mira si hay mercado para tu producto, piensa cómo lo promocionarás, qué hace tu competencia y mucho más. Todo eso es planeación de negocio, lo hablaremos más adelante.

Por ahora, asegúrate de tener en mente un proyecto claro y definido, con objetivos específicos. 

Algunos de los ejemplos más sencillos al diseñar objetivos para sitios web, son:

El abordaje que tendrás al crear tu sitio web dependerá mucho de esos objetivos. Los sitios pueden cambiar y dar giros, si es que decides apuntar a nuevos resultados. Además, ten en cuenta que si no tienes un plan específico al lanzar tu sitio web, puede que no sientas la motivación que te ayudará a encarar todo el trabajo que este proceso requerirá de tu parte.

Paso 2: Bloquea Tu Nombre de Dominio

Para muchos, es aquí donde se vuelve real el proyecto de crear un sitio web. Comprar un dominio implica comprometer dinero, por lo que si abandonas el sitio, la inversión se pierde.

La buena noticia es que la mayoría de nombres de dominio no son muy caros. Un dominio .com regular, costará entre $10-15 USD por año. Es un gran valor, aunque si aprovechas el momento ideal, podrás registrar un dominio aun pagando menos dinero.

Hay muchas opciones de dominios de nivel superior (TLD) aparte de .com. Pero si estás elaborando tu primer sitio web, te recomendamos los confiables .com. Son catalogados como más profesionales, mientras son los estándares de muchos sitios web.

Hablando técnicamente, no hay diferencia entre un dominio .com y un .coffee. Sin embargo, los TLDs muy novedosos pueden confundir a algunos usuarios y afectar cómo ellos perciben a los sitios web de quienes los usan.

El proceso de registro es sencillo. Elige un nombre de dominio y comprueba si está disponible. Si lo está, cómpralo. Necesitarás proporcionar unos datos personales y decidir si quieres pagar por algún complemento, como la protección WHOIS (a veces es gratuita, pero depende de la compañía de registro):

Ejemplos de complementos mientras registras un dominio.

La protección WHOIS suele ser económica. Te protegerá de que personas externas puedan buscar tu información de contacto mediante registros de dominio público. Te la recomendamos, para minimizar la cantidad de correos electrónicos no deseados.

Paso 3: Adquiere Alojamiento Web

Podríamos escribir un libro entero sobre el alojamiento. (De hecho tenemos muchos artículos en la materia). Hay cientos de proveedores de alojamiento web para que escojas y aquí te daremos algunos puntos qué necesitas tener en cuenta, al seleccionar alguno:

  • No todos los servicios de alojamiento ofrecen la misma calidad.
  • Algunos alojamientos web están optimizados para tipos específicos de sitios web (como tiendas de comercio electrónico o sitios web de WordPress).
  • Las opciones de alojamiento gratuito suelen ofrecer un nivel de servicio inferior.
  • Muchos proveedores de alojamiento promocionan precios que luego suben drásticamente, justo cuando necesitas renovar tu contrato.
  • Debes ver muchas reseñas antes de adquirir un servicio de alojamiento web.

Lo ideal sería que usaras el mismo alojamiento web durante el ciclo de vida completo de tu proyecto. Pero para ello, debes estar seguro de que su servicio es excelente antes de firmar un contrato.

Cuando inicias con un sitio web, puede ser tentador elegir la opción de alojamiento web más económica, o pagar algo más caro de lo que necesitas. Para tu primer sitio, lo mejor es que busques un alojamiento compartido, o uno administrado:

Plan de alojamiento administrado de WordPress, DreamPress

El alojamiento compartido es menos costoso, pero puede requerir más optimizaciones manuales para mejorar el rendimiento de tu sitio. Con alojamiento administrado pagarás más, pero no tendrás que preocuparte por copias de seguridad, optimización y seguridad de tu sitio (dependiendo del servicio que hayas contratado).

Si planeas usar algún software específico o algún Sistema de Gestión de Contenido (CMS) como WordPress, lo mejor será elegir un proveedor de alojamiento con planes optimizados para ello. Nuestros planes de DreamPress, por ejemplo, vienen con WordPress preinstalado y ofrecen alojamiento administrado.

Luego de inscribirte para tener tu alojamiento, necesitas apuntar tu dominio a tus nuevos servidores. Esto no será automático. Si te sientes incómodo cambiando la configuración de tu dominio, puedes pedirle ayuda al equipo de soporte de la compañía de registro de tu dominio.

Paso 4: Elige el Software Para Crear Tu Sitio Web

Es posible que imagines, cuando piensas en crear un sitio web, a una persona codificando cada página web con HTML, CSS, PHP, JavaScript y otros lenguajes de programación. Y si bien ese es un abordaje válido, solo funciona si eres un desarrollador web experimentado, o si tienes mucho tiempo libre para aprender a codificar.

Pensando en eso, muchos sitios web son construidos mediante software como el de WordPress. Los CMSs como WordPress brindan tecnología backend a casi cualquier sitio web. Así, podrás crear páginas con algunos clics, personalizándolas con editores integrados, cambiando estilos de diseño al instalar temas o plantillas, y hasta añadiendo nuevas funcionalidades con plugins de WordPress:

Añadiendo plugins en WordPress.

La cifra es impresionante. Un 43.2% de todos los sitios web que existen usa WordPress y esto es por una buena razón. Si estás trabajando en tu primer sitio web, WordPress te dará una base sólida para que tu sitio crezca hasta ser muy popular.

De todos modos, si ya conoces otras opciones de software, o manejas otros CMS, ¡usa ese conocimiento! Eres el único que sabe qué necesita exactamente para su sitio, así que sigue tu instinto.

Si decides, por otro lado, ir por WordPress, necesitas instalar el CMS en el servidor que estás adquiriendo, desde tu alojamiento web actual. Muchos servicios dan acceso a un panel de control, donde puedes usar instaladores automáticos para añadir software popular, como este:

Panel de control de Softaculous.

Algunos proveedores preinstalarán WordPress por ti, una vez que adquieras un plan con ellos. Sin embargo, esto es en caso de que te inscribas a un plan específico de WordPress, o de alojamiento administrado (como DreamPress).

Luego de que WordPress esté instalado y funcionando, tomate un tiempo para ver cómo funciona el CMS. Explora un poco, mira cada pestaña, prueba varios temas y plugins, y crea algunas páginas de práctica:

Escritorio de WordPress.

Hecho esto, podrás comenzar a trabajar en el desarrollo y el diseño de tu sitio web. Es que familiarizarte previamente con la interfaz te ayudará a ahorrar mucho tiempo en el futuro.

Paso 5: Planea La Estructura de Tu Sitio Web

Bien, ya sabes qué tipo de sitio web quieres crear, tienes dominio, alojamiento y la tecnología backend para conseguir lo que quieres. Ahora, es hora de planear la estructura de ese sitio. 

Y por estructura nos referimos a decidir cuáles páginas incluirá tu sitio. Es un buen momento, también, para delinear los elementos clave en cada una de ellas.

Por ejemplo, si quieres crear una página de contacto, necesitarás un formulario de contacto:

Formulario de contacto.

En este punto, el diseño puede ser algo tosco o rústico. De hecho, recomendamos específicamente que no gastes mucho tiempo planeando cómo lucirá tu diseño, porque ese es otro paso. Además, porque el diseño de tu sitio cambiará drásticamente una vez estés trabajando en él (lo sabemos por experiencia).

Si no sabes muy bien cuáles páginas incluir en tu sitio web, esta es una lista básica para ti:

  • Inicio. Cada sitio web la tiene. Es el corazón y el rostro de tu sitio, así que considera con cuidado qué incluirás allí.
  • Sobre nosotros. Esta página le dirá a tus visitantes más sobre ti, tu equipo y tu negocio. Puedes incluir allí pequeñas biografías y explicar el objetivo de tu sitio web.
  • Contacto. Los usuarios querrán contactarte en el futuro. Una página de contacto les ayudará, ya sea mediante un correo electrónico o un formulario de contacto.
  • Blog. Esta página debe incluir tus últimas publicaciones, pero también permitir que tus visitantes busquen las que son más antiguas.
  • Tienda. Si quieres vender en línea, necesitas esta página. Aquí tus visitantes podrán buscar lo que quieren comprar, mientras navegan por el catálogo y ven qué ofreces.
  • Preguntas Frecuentes (FAQs). Según el tipo de sitio que tengas, puede que necesites una página para responder preguntas habituales, regulares o comunes sobre tu contenido, servicios, o productos.

Si este es tu primer sitio web, te recomendamos mirar sitios similares al tuyo y que apunten a la misma audiencia en la cual te enfocarás. Investiga tu competencia y mira la estructura que usa.

Así, podrás hacerte una idea de cuáles páginas y elementos deberías tener en cuenta. Escribe todo esto en una lista y guarda entre tus favoritas aquellas páginas que más te gustaron, para que te inspires y aprendas. Echarás mano a todo esto luego, durante el proceso de diseño.

Recibe Contenido Directamente en Tu Bandeja de Entrada

Suscríbete a nuestro blog y recibe contenido grandioso como este directamente en tu bandeja de entrada.

Paso 6: Comienza a Trabajar en El Diseño de Tu Sitio Web

Una vez que sabes cuáles páginas y elementos agregar en tu sitio, es hora de trabajar. Y con trabajar nos referimos a crear, diseñar y alterar las páginas que pensaste, hasta que quedes satisfecho con lo que veas.

Aquí es donde encararás el desafío más grande, si no tienes un trasfondo de diseño o de desarrollo web. Es muy fácil armar algunas páginas simples con HTML y CSS, pero los sitios web modernos traen características avanzadas, sobre las cuales no podrás improvisar fácilmente sobre la marcha, luego de ver un par de tutoriales.

Si no te sientes confiado a la hora de crear y diseñar desde cero cada página, tienes dos opciones: contratar a un profesional, o usar un CMS.

Opción #1: Contrata a Un Desarrollador Web Profesional

Aunque nunca ha sido más fácil crear un sitio web, eso no significa que tengas el tiempo para crear página tras página desde ceros. Asumiendo, además, que tengas la habilidad necesaria para hacerlo y no necesites invertir tiempo y dinero en el proceso de aprender.

Para muchos, contratar un desarrollador web profesional es la mejor opción. Si trabajas en un sitio web para tu negocio pequeño, una tienda en línea, o algo que necesite lucir tan profesional como se pueda, pagarle a un desarrollador puede ser una inversión viable y necesaria.

Un desarrollador web puede hacer que tus planes cobren vida. Sabrá qué se puede y qué no se puede hacer. Además, terminará el proyecto mucho antes de lo que tú podrías.

Para ser honestos, los desarrolladores web profesionales no son baratos. En Estados Unidos cobran en promedio entre $35-$150 USD la hora. Y si un sitio web sencillo toma diez horas en su proceso de configuración, podría costarte más de $2,000 USD. Esto, claro, si el profesional que consigues ubica sus precios en la zona más baja del espectro mencionado.

Si decides seguir por este camino, antes configura tu alojamiento y dominio. Además, ten un esquema detallado de cuáles páginas quieres, una guía de diseño, varios ejemplos de sitios que te gusten, y toda la información que consideres relevante.

Con todo esto a la mano, el desarrollador podrá empezar a trabajar más rápidamente en tus páginas, sin perder tiempo con cosas que tú puedes hacer. Entonces sus tarifas serán más asequibles. Este proceso puede llevarte más tiempo, costar más, e involucrar algunas revisiones más de lo que desearías en un inicio, así que prepárate y ten paciencia.

Opción #2: Emplea un CMS que Soporte Temas

Muchos CMSs modernos ofrecen soporte para plantillas. Sus plantillas o temas tienen diseños prefabricados para tipos específicos de páginas. Por eso, tú podrás usarlos y así lograr que tu sitio web esté en funcionamiento de una forma más rápida.

Para tener una idea de cómo debería lucir un tema, mira el Repositorio de temas de WordPress:

Repositorio de temas de WordPress.org.

 

Todos esos temas son gratuitos. Podrás descargar e instalar el que desees, en minutos. Con WordPress puedes instalar varios temas, e intercambiarlos con un par de clics, para probar diferentes diseños en tu sitio web:

Cambiando temas en WordPress.

Los temas no son diseños de sitio web listos para usar. Luego de configurar uno, debes personalizarlo, configurar las páginas que necesites, añadir tu contenido y revisar que no falten elementos clave. Esto tomará trabajo, pero podrás saltarte la fase de codificación pesada al crear y dar estilo a tus páginas desde cero.

Además de los temas, CMSs como WordPress suelen permitir que uses editores visuales o constructores de sitios web. Hay interfaces de arrastrar y soltar, las cuales usan “Bloques” prefabricados o elementos para que personalices, acomodes y muevas en tus páginas:

Editor en Bloque de WordPress.

Al final podrás construir sitios web completamente funcionales, sin un trasfondo en desarrollo web. Aunque tendrás que dedicar tiempo para aprender a usar herramientas como el Editor en Bloque de WordPress, el proceso será más fácil que el aprender desarrollo web desde ceros.

Paso 7: Ten En Cuenta La Experiencia de Usuario (UX)

A estas alturas, deberías tener tu sitio web más o menos terminado, con páginas funcionales y la configuración inicial de tu sitio web en su lugar. Así, todas las páginas tendrán su contenido escrito y virtual, mientras que un usuario “debería” moverse de una página a otra con facilidad y completar diversas acciones, eficientemente.

Usamos el último “debería” entre comillas porque muchas personas no prueban sus sitios web luego de hacerlos públicos, para ver qué tal funcionan. Con eso en mente, el paso es simple: Anímate y pide a algunos colegas o amigos que visiten y prueben tu sitio web. 

Para recibir información valiosa al respecto de su parte, pregúntales lo siguiente:

  • ¿El sitio web es de navegación sencilla?
  • ¿Algún elemento o página no funciona, o tarda en hacerlo?
  • ¿Crees que hay alguna función clave que no está incluida en el sitio web?
  • A la hora de usar el sitio web, ¿hay algo que te genere malestar? 

No todos los comentarios te ayudarán a encontrar errores. Por eso, si esas opiniones de amigos vienen de diseñadores o desarrolladores profesionales, será más fácil detectar errores del sitio y su usabilidad. Te dirán si el texto es difícil de leer, si los botones no son evidentes, si los formularios no funcionan, si hay que cambiar algo en los llamados a la acción y más.

Puedes recibir toda esta retroalimentación sobre experiencia de usuario antes de empezar a recibir visitantes. Sin embargo, lograr que tu sitio web sea atractivo para tus primeros visitantes tomará mucho trabajo. Si quieres que esos usuarios vuelvan, necesitas asegurarte de que tu sitio web luce tan profesional como sea posible, en lugar de parecer algo que se armó al azar.

Paso 8: Planea Tu Estrategia de Mercadeo 

Los visitantes no llegan de la nada. Si quieres que la gente visite tu sitio web, promociónalo.

Hay muchas maneras para promocionar un sitio web. Pero enfócate en estos abordajes:

  1. Marketing de contenidos. Crea contenido que aparecerá en motores de búsqueda o redes sociales. Si te quieres enfocar en marketing de contenidos, aprende de Optimización en Motores de Búsqueda (SEO).
  2. Marketing por correo electrónico. Podrás crear una lista de correo electrónico y motivar a tus visitantes a que se suscriban. Luego, podrás usar campañas para enviarles información de tus bienes y servicios, para que vuelvan a tu sitio a comprar.
  3. Marketing en redes sociales. Este abordaje incluye mantener una presencia activa en redes sociales, para atraer a tus seguidores a tu sitio web.
  4. Publicidad paga. Este abordaje es el método más efectivo para lograr clics y visitantes, si es que tienes el presupuesto para pagar pauta en motores de búsqueda, redes sociales y otros sitios web. Sin embargo, el presupuesto que requiere es considerable, y necesitarás crear contenido llamativo y ofertas para que tus visitantes se queden.

Lo ideal es que hagas una mezcla de los tres primeros métodos de marketing. La cuarta opción, de anuncios pagos, es opcional. Solo lo recomendamos para sitios de comercio electrónico, si vendes servicios o si tu sitio web ya está generando ingresos. De este modo podrás encargarte de los costos de estas pautas sin perder dinero.

Muchos sitios web sacan enorme provecho de su lista de correos electrónicos, así como de su buena presencia en redes sociales. Si comienzas a crear este listado desde el momento en que lances tu sitio web, aumentarás considerablemente tu número de suscriptores:

Invitación a suscribirse a un boletín de correo

Si recién estás comenzando, puedes mandar campañas de correo electrónico cada dos semanas, para que tus suscriptores tengan ofertas y contenidos nuevos. Y a medida que tu sitio web vaya creciendo, podrás aumentar la frecuencia de tus campañas.

Cuando se trata de redes sociales, comienza enfocándote en hallar en cuál plataforma está tu audiencia. Conecta con cuentas cuyos intereses compartas, publica sobre las actualizaciones de tu sitio, y envía tráfico a tu sitio cada vez que sea relevante y natural.

Tanto el marketing de correos, como el de redes sociales, requerirán tiempo para que te hagas popular y empieces a ganar suscriptores y seguidores. No te desanimes si tu contenido toma tiempo en empezar a generar interacciones, porque el esfuerzo valdrá la pena.

Paso 9: Aprende Lo Básico Sobre SEO

Tal vez el SEO es la herramienta más poderosa para hacer crecer el tráfico de tu sitio web. Si aprendes a optimizar para motores de búsqueda y a publicar información de interés para tu audiencia, tu tráfico aumentará.

Hay mucho para considerar cuando se trata de SEO. Algunos de los temas principales a tener en cuenta cuando se trata de optimización on-page, son:

  • Investiga cuáles palabras clave usar. Las palabras clave son los términos que las personas usan al buscar información en motores de búsqueda. Una buena estrategia SEO incluye investigar cuáles son esos conceptos y elaborar contenido al respecto. 
  • Usar títulos de página descriptivos y sub encabezados. Los motores de búsqueda no necesariamente entienden cuál es la información que hay en cada página. En cambio, usan datos de contexto para ayudar a determinar cuándo mostrar ciertos resultados. Por eso, los títulos descriptivos tienen un gran rol. Usarlos le dirá a los usuarios cuál es la información exacta que contiene cada sección.
  • Añade meta descripciones a cada página. Las meta descripciones son pequeños fragmentos de información que aparecen debajo de los títulos en las Páginas de Resultados de los Motores de Búsqueda (SERPs, por sus siglas en inglés). Una gran meta descripción aumentará las tasas de clics en cualquier página que la reciba.
  • Usa enlaces internos. Compartir contenidos de otras páginas en tu sitio web, ayudará a que aumente el tiempo que los visitantes invierten navegándolo, mientras les revela que tienes información relevante para ellos.
  • Haz que otros sitios web generen enlaces hacia tu sitio. Los motores de búsqueda calificarán mejor la confiabilidad de tu sitio web, si otros sitios comparten tus enlaces. Es algo fundamental en el SEO. Trabaja duro en tus contenidos para que esto ocurra.

Pero esto es tan solo la punta del iceberg. Hay mucho más para aprender en este campo, como incluir datos estructurados, SEO local, optimización por búsqueda de voz, entre otros.

Por ahora, enfócate en ejecutar buenas prácticas básicas de SEO y lee tanto como puedas. Aunque el SEO puede dar resultados en años, seguramente llevará tráfico estable a tu sitio.

Paso 10: Adquiere Un Servicio De Analíticas

Muchos servicios de alojamiento web ofrecen información sobre el tráfico de tu sitio. Pero para obtener información más profunda que: “¡Tuviste 100 visitas!”, necesitarás un servicio de analíticas. 

Herramientas como Google Analytics te permitirán monitorear el tráfico, ver de cuáles sitios vienen tus visitantes, y entender en cuáles de tus páginas la gente dura más, entre otros:

Datos de Google Analytics

Así, sabrás cómo manejar tu sitio web y monitorearás si tus esfuerzos en marketing funcionan. Si muestran, por ejemplo, que no tienes casi tráfico orgánico, es hora de mejorar tu SEO.

Recomendamos Google Analytics porque es una herramienta gratuita, integral y fácil de configurar con casi cualquier sitio. Es más, si te animas a recolectar datos desde que tu sitio web salga al aire, podrás monitorear cada elemento de su crecimiento.

Google Search Console es una gran herramienta. Podrás monitorear cuáles palabras claves traen más tráfico a tu sitio web y recibirás sugerencias para mejorar el desempeño de este. 

Comienza a Crear Tu Sitio Web Hoy

Si has pensado en hacer un sitio web, pero tienes tus dudas, ¡no te preocupes! Sí, puede ser un proceso largo y a ratos frustrante, pero no exageramos al decir que crear un sitio web hoy, es más fácil que nunca. No necesitas codificar para construir un sitio que luzca asombroso, y la mayoría del trabajo vendrá cuando tus páginas ya estén publicadas.

Si vas a llevar a cabo tu primer proyecto, te recomendamos WordPress. Es un CMS muy versátil y podrás usarlo para elaborar sitios web de grandes y pequeñas escalas. Es altamente personalizable y tiene un editor visual que simplifica el proceso de creación.

Pero, si no quieres hacer todo por tu cuenta, aquí estamos para ti. En DreamHost ofrecemos servicios de desarrollo web profesional, en los cuales escuchamos tus necesidades y elaboramos el sitio web perfecto, ya sea para tu pequeño negocio, o para tu proyecto personal. ¡Conoce más nuestros servicios de desarrollo web profesional!

Tu lo Sueñas, Nosotros lo Ponemos en Código

Aprovecha más de 20 años de experiencia en codificación adquiriendo el servicio de Desarrollo Web. Solo déjanos saber qué quieres para tu sitio — nosotros nos encargamos del resto.

shared hosting

Photo of Ian Hernandez
About the Author:

Ian es un Diseñador de Producto ubicado en Los Ángeles, California. Es responsable de impulsar la marca y el diseño de productos en DreamHost, desarrollar y mantener nuestro sistema de diseño interno y escribir código de interfaz cuando puede. En su tiempo libre, disfruta pasear a su perro, aprender historia y descubrir nueva música en línea así como en la vida real. Conéctate con él en LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/ianhernandez23/