Conocimiento Para Potenciar Tu Sitio Web

Nameservers vs. DNS: La Guía Completa

Nameservers vs. DNS: La Guía Completa thumbnail

Si estás pensando en migrar tu sitio a un nuevo proveedor de alojamiento web, te puedes estar preguntando qué puede significar esto para tu registro de dominio. Tal vez estás preocupado porque los visitantes no puedan acceder a tu contenido si cambias de compañía de alojamiento.

Es por esto que es importante entender qué son los nameservers y el Sistema de Nombres de Dominio (DNS) y cómo funcionan. Este conocimiento te puede ayudar a administrar tu migración más eficientemente. 

En esta publicación, veremos más de cerca los nameservers y los registros DNS. También te mostraremos cómo puedes acceder a los componentes esenciales de tu sitio. ¡Manos a la obra!

Nameservers vs. Registros DNS: Qué Son Y Cómo Funcionan

Un nameserver conecta tu nombre de dominio con una dirección de Protocolo de Internet (IP) del servidor que aloja tu sitio web. Gracias a los nameservers, navegadores como Google Chrome y Mozilla Firefox pueden dirigir a los usuarios a la página correcta cuando escriben la dirección de un sitio web. 

Escribiendo una dirección de sitio web en Google.

Por ejemplo, si escribes “miblog.com” en Google, el nameserver le dice al navegador dónde está ubicado ese dominio (es decir, la dirección de tu compañía de alojamiento). Sin esta información, el navegador no podrá mostrar el sitio. 

Los nameservers forman parte de una base de datos conocida como el Domain Name System (DNS) o Sistema de Nombres de Dominio. Este sistema es parte del Protocolo de Control de Transmisión (TCP) y el Protocolo de Internet (IP), la cual define cómo se comunican los computadores a través del internet y redes privadas.

El DNS juega un papel importante, ya que ayuda a la conversión de nombres de dominio simples (ej. miblog.com) a una dirección IP (ej. 2.34.56.78), la cual los computadores entonces usan para identificarse mutuamente en la red. Efectivamente, el DNS funciona como un directorio telefónico. Contiene registros de dispositivos web, tales como computadores y servidores, y sus direcciones IP asociadas.

Cada dominio tiene sus propios registros DNS, los cuales incluyen los nameserver. Estos son generados cuando registras tu nombre de dominio con una compañía de alojamiento o de registro de dominios. Por lo tanto, tus nameservers apuntan tu nombre de dominio a una dirección IP de tu compañía de alojamiento o registro de dominio.

Tu Gran Idea Comienza Con Un Gran Dominio

No dejes que alguien más registre URL. Busca entre los más de 400 TLDs para encontrar el ajuste perfecto para tu sitio web.

Cómo Encuentran Tu Sitio Los Navegadores

Cada cosa que está conectada al internet tiene una dirección IP, incluyendo sitios web y servidores. Hay millones de IPs en uso alrededor del mundo y todas son únicas. Tu sitio tendrá su propia dirección IP, la cual es proporcionada por tu compañía de alojamiento.

Sin embargo, tu nombre de dominio necesita poder conectarse con la dirección IP de tu sitio. Por ejemplo, cuando ingresas la URL de un sitio en una barra de direcciones, tu navegador intentará acceder a la página correspondiente. Para hacer eso, pasará por algunos pasos que el usuario no ve. 

Primero, el navegador se conecta a la compañía de dominio del sitio objetivo. Luego la compañía de registro apunta el navegador al sitio objetivo de la compañía de alojamiento (ej. dreamhost.com). Una vez que el navegador llega a la compañía de alojamiento, buscará el nameserver correcto (ej. ns1.dreamhost.com).

El proceso es prácticamente instantáneo, entonces como usuarios finales, no apreciamos por completo los pasos adicionales. Sin embargo, si decides cambiar tu proveedor de alojamiento, tendrás que apuntar tu nombre de dominio a tu nueva compañía de alojamiento. Este es un paso vital. De lo contrario, los usuarios no podrán encontrar o acceder a tu sitio. 

Cómo Usar Nameservers Y Registros DNS

Saber cómo acceder los registros DNS de tu dominio, incluyendo tus nameservers, puede ayudarte a tener una transición más simple a tu nueva compañía de alojamiento. Veamos las diferentes formas en las que puedes ubicar y administrar estos registros importantes.

Ubicando Y Administrando Tus Nameservers

Los nameservers de tu dominio pueden ser encontrados en tu cuenta de alojamiento web. Estos también pueden estar disponibles en la página de documentación de tu compañía de alojamiento.

Los nameservers de los dominios administrados por DreamHost:

  • ns1.dreamhost.com
  • ns2.dreamhost.com
  • ns3.dreamhost.com

Si eres cliente de DreamHost, también puedes iniciar sesión en tu cuenta de alojamiento para ver tus nameservers. Para comenzar navega a Sitios Web > Administrar Sitios Web en el menú lateral.

Administrando tus sitios web en DreamHost.

A continuación, encuentra el dominio que deseas editar y haz clic en la pestaña de DNS a la derecha de la pantalla. Esto te llevará a la página con tus nameservers.

Ubicando tus nameservers DreamHost.

Ten en cuenta que si tu dominio está registrado con una compañía diferente, no podrás actualizar tus nameservers desde tu cuenta DreamHost. Para administrar tus nameservers, tendrás que iniciar sesión en tu cuenta con la compañía que administra tu dominio.

Si tu dominio está registrado con DreamHost, podrás editar tus nameservers. Por ejemplo, si deseas reemplazar tus nameservers actuales, simplemente puedes borrarlos de la caja y escribir los nuevos. 

También puedes administrar tu dominio desde la página Registros tu cuenta. Para más información sobre esto, puedes leer nuestras instrucciones completas sobre editar tus nameservers en DreamHost. 

Alternativamente, puedes descubrir cuáles son los nameservers de un sitio web al realizar una búsqueda WHOIS. Los nameservers son registros públicos, entonces es posible encontrar esta información usando una herramienta de terceros. 

Muchos sitios ofrecen este servicio, incluyendo lookup.icann.org.

Realizando una búsqueda en WHOIS.

Puedes escribir el dominio en la barra de búsqueda y una lista de registros aparecerá. Por ejemplo, aquí están los nameservers de google.com:

Viendo los nameservers en una búsqueda WHOIS.

Ten en cuenta que una búsqueda WHOIS también muestra los detalles personales del dueño del dominio, incluyendo su nombre y dirección de correo. Algunos proveedores de alojamiento y compañías de registro de dominio ofrecen privacidad WHOIS, la cual protege la identidad del usuario.

Ubicando Y Administrando Tus Registros DNS

Tus registros DNS son tan fáciles de ubicar como de administrar. Puedes iniciar sesión en tu cuenta de alojamiento para ver tus registros y hacer cambios en ellos. Si tu dominio está administrado por un tercero, tal como una compañía de registro de dominios, tendrás que iniciar sesión con esa compañía. 

Si tienes una cuenta DreamHost, tus registros DNS pueden ser encontrados en la misma página que tus nameservers.

Viendo tus registros DNS en DreamHost.

Puedes añadir un nuevo registro DNS a tu dominio al hacer clic en el botón azul Agregar Registro. Como puedes haber notado, hay diferentes tipos de registros que puedes crear. Veamos más de cerca los más comunes.

Registro A

El registro de dirección o A es el tipo más básico de registro DNS. Es usado para apuntar un dominio (o subdominio) a una dirección IP.

Registro CNAME

Los registros de nombre canónico apuntan un dominio a otro dominio, al contrario de las direcciones IP. Esto es usado cuando un sitio tiene subdominios, tales como tienda.miblog.com o donaciones.miblog.com. 

Añadiendo un registro CNAME en DreamHost.

Estos son subdominios de miblog.com. Digamos que cada uno de estos subdominios tiene un registro CNAME conteniendo el valor “miblog.com”. Ya que el DNS está buscando una dirección IP, cuando el registro CNAME es accedido, una búsqueda más a fondo se realiza en miblog.com (ya que este es el valor contenido en el archivo CNAME). 

Luego regresará la dirección IP contenida en el registro A de miblog.com. Esto quiere decir que estos subdominios son alias del nombre de dominio principal y el nombre canónico (o el “nombre real”) de estos subdominios es realmente “miblog.com”. 

Registros MX 

Un registro de intercambio de correo es usado para dirigir correos electrónicos a una dirección registrada en tu dominio (ej. hola@miblog.com) a través del Protocolo Simple de Transferencia de Correo o Simple Mail Transfer Protocol (SMTP), el protocolo estándar de correo. 

Es importante asegurarte de que tus registros MX apuntan al servidor de correo correcto. De lo contrario, los correos no serán entregados a tu cuenta. También recomendamos que realices copias de seguridad de tus correos antes de cambiarte a una compañía diferente de alojamiento. 

Añadiendo un registro MX en DreamHost.

Registros NS

Como mencionamos anteriormente, este es el registro de nameserver. Puedes usar esta configuración para cambiar tus nameservers para que apunten a tu nuevo proveedor de alojamiento.

Registro TXT (Texto) 

Este te permite insertar texto en tus registros de DNS. Originalmente, el registro TXT fue diseñado para notas humanas, tales como descripciones de sitio o detalles de desarrollo. Sin embargo, es posible incluir información legible por máquinas.

Añadiendo un registro TXT en DreamHost.

Este registro puede ayudarte a proteger tu sitio contra el spam. También te permite verificar tu dominio, por ejemplo al añadir un registro de Verificación de Sitio de Google. Es bastante común tener múltiples registros TXT para un solo sitio web. 

Monitoreando Tus Registros DNS

Cuando estés actualizando tus nameservers y otros registros de dominio, necesitarás tener en cuenta la propagación DNS. Este es el tiempo que le toma a tus registros DNS actualizar a través del internet. Por ejemplo, cuando modificas tus nameservers para que apunten a tu nueva compañía de alojamiento, este cambio puede tomar hasta 72 horas en surtir efecto.

En DreamHost, ofrecemos una herramienta de monitoreo de propagación DNS para ayudarte a monitorear tus registros. Para acceder a esta herramienta, simplemente haz clic en el botón Comprobador de DNS en la página Registros. 

Accediendo el DNS Checker en tu cuenta DreamHost.

En la siguiente página, puedes revisar la IP actual de tu sitio web y la información de los registros DNS. Nuestros mapas interactivos te muestran el estado de tus registros a través de los nameservers en diferentes ubicaciones.

Usando el Comprobador de DNS para ver el estado de tus registros.

Las marcas verdes de verificación en el mapa indican que tu DNS está actualizado en las ubicaciones específicas. Mientras tanto, una X roja sugiere que puede haber un problema con el servidor DNS en esa ubicación.

Si ves múltiples X rojas, puede significar que no has configurado tu DNS en la compañía donde registraste tu dominio. Sin embargo, esto también podría ser una señal de que tus nuevas configuraciones DNS aún no han terminado de actualizarse. 

Administración de DNS Simplificada

Ya sea que necesites ayuda identificando los nameservers de tu dominio, entender una búsqueda de DNS o elegir una compañía de alojamiento web, ¡podemos ayudar! Suscríbete a nuestro boletín mensual para que nunca te pierdas un artículo.

Nameservers vs. DNS en Resumen

Entender cómo funcionan los nameservers y registros DNS puede asegurar una transición fácil cuando migres tu sitio a una nueva compañía de alojamiento. Es imperativo que tu nombre de dominio apunte al nameserver correcto. De lo contrario, los visitantes del sitio no podrán acceder a tus páginas. 

En DreamHost, hacemos tu vida más fácil al administrar el proceso de migración completo, incluyendo tus transferencias de dominio. También te permitimos administrar tus propios dominios y DNS desde tu cuenta de alojamiento y nuestro servicio viene con protección de privacidad gratuita para tu dominio.

Sobre el Autor:

Después de unirse al equipo de DreamHost en 2018, Natasha descubrió su talento para ayudar a las personas a lograr el éxito de sus sitios web. Su superpoder: ¡una actitud cálida y enérgica! Como parte clave en los esfuerzos de marketing internacional de DreamHost, Natasha está emocionada de ayudar a los lectores de todo el mundo a construir y hacer crecer una presencia en línea.